fbpx
Skip to content Skip to footer

EnKSA resalta a mujeres que abrieron brecha en sus campos el Día Internacional de la mujer.

El 8M no es una fecha para celebrar, ni para felicitar, ni para regalar flores, ni hacer promociones o descuentos, ni chistes. Es una fecha llena de mucho dolor, fortaleza, resiliencia y lucha por la reivindicación de los Derechos Humanos. Se conmemora un hecho que cambio por completo la manera de pensar de muchos fue un 8 de marzo de 1908, cuando un grupo de mujeres que trabajaban en una industria textil en Nueva York, hicieron una huelga para exigir sus derechos a condiciones laborales más humanas y salarios más justos. El dueño de la fábrica envió a cerrar las puertas de esta, para que las mujeres desistieran de la huelga, sin embargo, el resultado de eso fue que la fábrica se incendiara y las mujeres trabajadoras murieran. Fue en 1975 cuando se declaró el 8 de marzo, como el Día Internacional de la Mujer, en homenaje a esas mujeres que levantaron la voz por sus derechos.

“Mi madre me miraba y decía. ‘Kamala, tú puedes ser la primera en hacer muchas cosas, pero asegúrate de que no seas la última”

Kamala Harris.

En EnKSA este 8 de marzo quisimos resaltar la fortaleza y liderazgo que han tenido cientos de mujeres que a través del tiempo han luchado por la igualdad en sus respectivos campos. En la campaña del Día Internacional de la mujer decidimos utilizar la frase «¡Tenía que ser mujer!» con la cual por mucho tiempo se ha querido disminuir la voz de miles de mujeres alrededor del mundo y decidimos darle un giro y utilizarla a nuestro favor, ¡SÍ! TENÍA QUE SER MUJER. En este caso a llenamos nuestro facebook e instagram de diseños muy modernos, nos enfocamos en resaltar profesionales en arquitectura, ingeniería y diseño. Mujeres que vivieron en tiempos donde estas carreras estaban llenas de hombres y ser mujer en ellas no era fácil, son muchas las que podríamos mencionar pero nos enfocamos en 8 casos específicos. Te mostramos quienes fueron:

JULIA MORGAN (1872 – 1957)

Fue la primera mujer admitida en la Escuela de Bellas Artes de París y en 1902 se convirtió en la primera mujer titulada en arquitectura en el mundo. Diseñó más de 700 edificios, muchos de los cuales fueron encargados por organizaciones de mujeres que realizaron una importante labor de apoyo a la educación femenina, reflejo del nuevo papel que la mujer ya reivindicaba a principios del siglo XX.

DOROTHY DRAPER (1889-1969)

Dorothy Draper fue la primera mujer en profesinalizar el diseño de interiores, además del avance que suponía para la época que una mujer crease un negocio propio (1923). Su estilo defendía un barroco moderno, con combinaciones de colores muy osadas y vibrantes, diseños con yesos, molduras y marcos.
Diseñó textiles, establecimientos públicos y comerciales, oficinas… entre otras muchas tipologías. Podemos considerarla una artista tremendamente polifacética.
El año 2006 marcó un hito en la industria del diseño interior de América. Fue en ese año cuando se la dedicó una exposición retrospectiva de su legendaria obra y fue nombrada “Decana de la industria del diseño interior del siglo 20”,  por el Museo de la Ciudad de Nueva York. Fue una mujer tremendamente emprendedora en una época en la que el puesto de la mujer se consideraba que era la cocina.

NORMA MERRICK SKLAREK (1926-2012)

Norma fue la primera mujer afroamericana en recibir una licencia de arquitectura y convertirse en miembro del Instituto Americano de Arquitectos. Al principio de su carrera, enfrentó varias barreras para conseguir un trabajo. Más tarde enseñó en la Universidad de California en Los Ángeles, Estados Unidos, y trabajó en varias oficinas de arquitectura. En 1985 se convirtió en la primera mujer negra en tener su propia firma de arquitectura, Siegel, Sklarek, Diamond, dirigida exclusivamente por mujeres. Entre sus proyectos más conocidos se encuentran el Ayuntamiento de San Bernardino, California y la Embajada de América del Norte en Japón (1976).

EILEEN GRAY (1878-1976)

Fue una mujer referente en el diseño y la arquitectura del siglo XX. Fue una de las primeras que se dedicó al diseño industrial, concretamente al diseño de muebles de madera lacada, que se convertiría en su seña de identidad. Aun así, era muy versátil y realizaba tanto diseños arquitectónicos como de mobiliario interior.

Poseía un estilo muy personal y definido por formas geométricas, materiales industriales como vidrio o acero e influencia de tendencias japonesas e ideales modernos. Algunas de sus piezas más famosas son el Sofá Bibendum o la Day Bed, que se encontrarían presentes en la casa que hizo para sí misma: E 1027.
Mostró su trabajo en la exposición de artes decorativas en 1913. Tuvo que hacerse un hueco en un mundo fundamentalmente de hombres, pero al fin obtuvo el reconocimiento que se merecía y sirvió de referencia clara a las generaciones posteriores desde el modernismo hasta la actualidad.

ZAHA HADID (1950-2016)

De origen angloiraquí, es la primera mujer que ganó el premio Pritzker, el principal galardón de la arquitectura. Considerada uno de los máximos referentes contemporáneos del movimiento arquitectónico deconstructivista, estuvo a cargo del diseño de interiores en el Domo del Milenio de Londres. Ha ganado numerosos concursos internacionales, sin embargo, muchos de sus diseños no se construyeron nunca.

OLIVE DENNIS (1885-1957)

Fue la segunda mujer que obtuvo el grado en ingeniería civil en la Universidad de Cornell (1920).
Al terminar sus estudios, la compañía de ferrocarriles B & O Railroad la contrató como dibujante para diseñar puentes.
Sus diseños revolucionarios cambiaron la naturaleza de los viajes en ferrocarril. Entre sus innovaciones en los trenes, introdujo los asientos para pasajeros parcialmente reclinables; la tapicería resistente a manchas; los tocadores para mujeres provistos con toallas de papel, jabón y agua; las luces en el techo que podían atenuarse de noche; la ventilación individual; y más adelante los compartimentos con aire acondicionado.

OFELIA SANOU (1950)

(1950, Costa Rica) es una arquitecta costarricense premiada por sus investigaciones sobre la arquitectura de Costa Rica.

Su trabajo se centra en la investigación y la labor docente en arquitectura, y su campo de especialización es la historia de la arquitectura y la conservación del patrimonio en su país. Ha sido representante y presidente de ICOMOS Costa Rica y a nivel de Latino América, así como directora e investigadora del Instituto de Investigaciones en Ingeniería (INII) y miembro de la Comisión Nacional de Patrimonio Histórico Arquitectónico de Costa Rica.

Se licencia de arquitecta por la Universidad de Costa Rica en 1977 con el trabajo Planificación Ecoturística de la Isla de San Lucas. Posteriormente entre 1980 se radica en Barcelona donde comienza sus estudios de posgrado. En 1981 regresa a Costa Rica.

En 1998 obtiene el título de magíster en Historia por la misma universidad, con la tesis Arquitectura e historia en Costa Rica: templos parroquiales en el Valle Central, Grecia, San Ramón y Palmares, 1860-1914.  Su investigación sobre la arquitectura de los siglos XIX y XX es un aporte pionero para la producción intelectual de la región, y los resultados han sido publicados en diversos libros y artículos, así como expuestos en eventos académicos nacionales e internacionales. Entre ellos se destaca la Guía de Arquitectura y Paisaje de Costa Rica editado por la Junta de Andalucía en 2010.

SONNY JIMÉNEZ (1922-2014)

En 1941 ingresó a la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia , donde se graduó como ingeniera civil y de minas en 1946 como la primera mujer en hacerlo, año en que las mujeres aún no tenían derecho al voto. Posteriormente, completó una Maestría en Ciencias en Ingeniería Civil, en el Instituto Carnegie de Tecnología en 1948. Luego realizó una maestría en Planificación Física Urbana en la Universidad Nacional de Colombia en Medellín en 1976. Trabajó con la Asociación Profesional de Mujeres alentar a las mujeres a estudiar ingeniería. Tejada fue reconocida por su trabajo y contribución al acceso de las mujeres a la educación superior en Colombia.

Son innumerables las mujeres que desde sus campos han hecho un cambio, sería imposible nombrarlas a todas, pero este es un homenaje que esperamos sirva de inspiración para que más mujeres se empoderen y luchen por sus ideales.

Hay mucho porque seguir luchando, pero fuerzas y determinación nos sobran. ¡La lucha por la igualdad sigue! Y por ello conmemoramos el Día Internacional de la mujer por todo lo alto para seguir dando voz a estas desigualdades y luchar para que algún día no exista ninguna.